HISTORIA DE LA CREACIÓN DE LA PROVINCIA DE ARAUCO


La candidatura de Vicuña Mackenna para la elección presidencial de 1876 despertó en Lebu grandes adhesiones. Su programa de gobierno proyectaba crear una provincia en el Territorio de Lebu "dando un solo cuerpo a la zona independiente llamada la Baja Frontera, que hoy vive desligada de su centro".

El 5 de mayo de 1875 un numeroso grupo de lebulenses le envió su entusiasta adhesión. Encabezada la comunicación Matías Rioseco y la cerraba Manuel J. Roa, el director de El Picaflor que apoyó con calor su candidatura. Entre los firmantes figuraban Gregorio Urrutia, Emilio Rauch, Jacinto Lermanda, Filimón Vera, Ramón Saavedra, Felipe Gondomar, Juan Antonio Montalba, Alejandro Fernández Niño, Guillermo Marks, Daniel Maldonado, Hilario Monje y otras personalidades cuyo aporte al progreso de Lebu hemos anotado.

Vicuña Mackenna les contestó pocos días más tardes en una conceptuosa carta dirigida a Rioseco, Urrutia "y demás ciudadanos firmantes del Acta de Lebu", en la cual decía: "Desde Chañaral, en la puerta del desierto del norte, hasta Lebu, en la puerta del desierto del sur, escucho el aliento de los que sienten, piensan y trabajan conmigo".

La candidatura de Vicuña Mackenna fue muy popular en todo Chile, pero la historia determinó el triunfo de Aníbal Pinto ¡Delicias de la intervención electoral! El proyecto de subdividir la Provincia de Arauco para permitir el progreso y desarrollo de las diversas regiones que la formaban empezó a considerarse a mediados de 1875.

Era necesario regularizar la absurda situación administrativa de los departamentos de Lebu e Imperial, los cuales dependían directamente del Presidente de la República y no de la independencia de la Provincia de Arauco, como sí sucedía con el Departamento de ese nombre. Además, en lo judicial Lebu dependía de Concepción e Imperial de Valdivia. y junto a la creación de una provincia que reuniese el antiguo Territorio de Arauco establecido en 1852, es decir, el histórico Lafkenmapu. Era preciso también terminar con la prohibición de legalizar las compras de los terrenos indígenas, que estaban en poder de propietarios chilenos a través de arriendos simulados y otros expedientes aún menos ortodoxos.

Una vez en discusión el proyecto de subdivisión de la provincia, el 11 de agosto los vecinos de Lebu y Cañete elevaron una solicitud al Presidente de la República, firmada por quinientas personas, encareciéndole se interesara por el proyecto "y para que se conceda la libre enajenación territorial hasta el río Tirúa".

En agosto empezó la discusión general del proyecto de ley sobre la división de la provincia, cuyo artículo 1°. Decía: "Art.1°. De la provincia de Arauco y de los departamentos de Lebu e Imperial, se formarán dos provincias, las cuales una conservará el nombre de Arauco y la otra se llamará Lebu".

El Ministro de RR.EE., Culto y Colonización, presente en la discusión, sostuvo que "el Gobierno cree que debe denominarse de Arauco la provincia de la costa y de Bio Bio, la mediterránea. Lo piensa así, agregó, porque el Departamento de Arauco y la bahía de este nombre se encuentran en esa provincia. La de Bio Bio, merece este nombre, porque el río así llamado la atraviesa en su totalidad".

Vicuña Mackenna intervino para hacer una descripción de la geografía de Arauco, referirse de paso a la subdivisión de las provincias y para proponer que a la nueva provincia se la denominase Nahuelbuta.

El diputado por el Departamento de Freirina, Francisco Javier Ovalle Olivares, industrial carbonífero en la zona de Lebu, entregó cifras y antecedentes para demostrar que el artículo 15° del proyecto permitiría la colonización nacional, al decretar la libre enajenación de los terrenos agrícolas de la futura provincia y que de aprobarse, el solo Departamento de Lebu financiaría los gastos estimados para crearla y mantener su administración.

Después de un corto debate se dio por aprobado el proyecto en general.

En la misma sesión, a segunda hora, Zorobabel Rodríguez, refiriéndose al nombre de la provincia en la zona costera sostuvo: "En cuanto a la denominación de la provincia de Arauco, sostengo como el señor Ministro, que conviene darla a la de la costa. Allí está la gran bahía de Arauco; Allí el Departamento de Arauco; allí la ciudad de Arauco, fundada por Pedro de Valdivia; allí la costa de Arauco, conocida geográficamente por los navegantes. ¿Cómo cambiar las tradiciones de nuestra historia y el nombre con que en el mundo civilizado es conocida aquella costa?"

Y Miguel Luis Amunátegui acotó: "Estoy muy conforme con que una de las nuevas provincias se llame Arauco; este nombre es conocidos de todos y en cierto modo, hijo de la historia nacional".

Como el debate derivaría hacia la creación de tres provincias y no de dos como propusiera el Gobierno, el Ministro intervino para señalar que por razones de economía, el Ejecutivo no aceptaba la división del territorio en tres provincias. Y ya que la misma Cámara había solicitado al Intendente de Arauco su opinión al respecto, propuso que se la aceptase como la más autorizada. Por lo tanto el Gobierno modificó la redacción del artículo 1° en discusión particular: "Art. 1°. De la actual provincia de Arauco y de los departamentos de Lebu e Imperial, se formarán dos provincias y un territorio de colonización. Una de estas provincias se denominará Bio Bio y la otra Arauco".

Respecto a la cuestión del nombre de la provincia de la costa, el Ministro la consideró insignificante y secundaria, "pero creo que debe conservarse el nombre de Nahuelbuta" precisó.

Rodríguez apoyó al Ministro aduciendo que las provincias deberían "tomar los nombres de sus demarcaciones o accidentes de su suelo que las hacen distinguirse más".

Sometido a votación el nombre de la provincia de la costa, fue aprobado el de Arauco por 37 votos contra 2.

Estas opiniones, entresacadas del debate general y particular del proyecto del Gobierno sobre la división de la antigua Provincia de Arauco, demuestran que ni el Gobierno ni la Cámara pensaron por un momento en conservar para el territorio de la primera provincia de Arauco ese nombre, y que se lo otorgaron al territorio de la costa conforme a los antecedentes históricos que estaban en la conciencia de todos.

Todos los sectores ciudadanos de Lebu estaban pendientes de la discusión parlamentaria. Tanto el Gobernador, como las personalidades más representativas del mundo industrial y comercial del Departamento, enviaron numerosas comunicaciones instando a sus amigos en el Congreso Nacional a apoyar el proyecto de ley que creaba la provincia.

Respondiendo una de las comunicaciones, Francisco Ovalle Olivares, el principal defensor del proyecto en cuestión, contestó el 20 de agosto: "Quiero que el Sol de Septiembre salude por mi a la capital de la nueva provincia y a sus distinguidos moradores". El 23, un nuevo telegrama dirigido por el diputado Jorge Hunneus a Rioseco y Herreros decía: "Gracias por el telegrama. Está aprobado en general el proyecto sobre división de la provincia de Arauco". Minutos más tarde un nuevo telegrama, esta vez dirigido a Pérez de Arce por el diputado Francisco Javier Ovalle ampliaba la noticia: "Hoy a las 3 de la tarde la Cámara ha aprobado en general la creación de la provincia de Lebu. La discusión continúa el martes próximo".

Pasaron dos días de extrema ansiedad para los hijos de Lebu, quienes, pendientes del telégrafo, esperaban de un momento a otro la feliz nueva de la creación de la provincia y del alzamiento de la prohibición de comprar tierras al interior, lo cual estaba afectando seriamente la continuación de la propiedad territorial y el progreso de la agricultura.

Por fin la noticia llegó. Fue el periodismo local el que tuvo el honor de entregarla al conocimiento de las autoridades y de la opinión pública. A las 10 hrs. 32 minutos del 25 de agosto de 1875 el director de El Picaflor, Manuel Jesús Roa, recibía el siguiente histórico telegrama.

"Señor don M.J. Roa.

"La Cámara de Diputados acaba de aprobar la creación de la Provincia de Arauco, su capital Lebu, la Provincia de Bio Bio, su capital Los Ángeles y un territorio de Colonización, que comprende Angol y Lumaco.

"Mis felicitaciones a todos los amigos.

Benjamín Vicuña Mackena".

Bibliografia:

LEBU. DE LA LEUFUMAPU A SU CENTENARIO. 1540 - 1962.

Autor: Alejandro Pizarro Soto.





Breves...

Actividades Municipales